En una lectura de Registros Akáshicos puedes preguntar sobre un sueño y sanar un amor del pasado. Esto ocurrió hace poco y es estupendo contar con el relato de la persona que lo vivió en primera mano. ¡Muchísimas gracias por compartir tu relato! Está lleno de sinceridad y ternura, seguro que puede aportar mucho a quien lo lea, a mi me resulta precioso.

Además, por otra parte, en este post tengo la suerte de contar con ilustraciones muy originales que Olga Abad me ha prestado y le dan más color y vida al texto…¡gracias Olga!

corazon 2 Olga 250

A continuación el Caso Real de Lectura de RA:

«Quiero contaros una experiencia que tuve en una consulta de Registro Akáshicos. Yo ya sabía que con los Registros pueden salir muchas cosas. En esta ocasión mi pregunta era sobre un sueño. Se me había repetido dos veces. Había tenido dos sueños muy parecidos. En los que estaba con una pareja de mi adolescencia y era incapaz de ver bien. Pero si distinguía que en aquel lugar se estaba haciendo una obra de teatro, en la que todos tenían su papel. En cada sueño fue una pareja diferente. Pero ninguna me aportaba algo especial. Esto resonó en mi un par de días.

Así que me decidí a tener una consulta con Elda Arana. Comenzamos a preguntar a cerca del sueño, sus significados. La primera respuesta nos llevó muy lejos. Porque salio una vida pasada. La imagen que le venía a la terapeuta era de una pareja que yo había tenido en Grecia. Era una relación genial, con mucha complicidad. Pero mi esposo se había muerto de una enfermedad. Y me había quedado con rabia por no poder agarrarlo a esta vida. Esa persona se me había aparecido en otra vida como mi hermano. Y en esta vida lo había encontrado y había sido mi primer gran amor. Un amor que se quedo muy grabado en mi por su intensidad. Fue para mi una persona que yo estaba esperando. Pero que se había esfumado en un momento dado. Se me había escapado otra vez. Esto se me quedo como una piedra de dolor en el corazón. Y a él como una piedra de culpa. Después de llegar a todas estas respuestas, Elda me recomendó que le escribiera una carta a esta persona. Se me quedaran cosas dentro que debían ser expresadas. Y este peso no me dejaba seguir adelante. Asi que me puse a escribir todo lo que había sentido con nuestra relación. Fue curioso porque la carta me salió desde el cariño. Aun que le decía lo mal que me había sentido cuando desapareció. También le agradecía nuestro encuentro y nuestra historia por las cosas buenas que había vivido a su lado. Después tire la carta. Y ahora mismo lo que se quedo en mi el cariño de este un amor del pasado. Además de idea de que si yo libero este apego, liberare su culpa.»