Tengo el placer y el honor de haber podido asistir este fin de semana al Curso de Códigos de Luz de Kai y Ornai. Ha sido una experiencia realmente bonita que estoy segura va a tener un antes y un después en mi vida. Estoy profundamente agradecida por haber podido conocer a las personas que juntos vivimos este encuentro y también por toda la información que he recibido, GRACIAS.

He de decir que el viernes por la noche, el día antes del curso, me acosté, sentí mi cuerpo y pensé…¡puf! Ya estoy otra vez nerviosísima, otra vez que no voy a poder dormir, otra vez con palpitaciones y nudo en la garganta, otra vez, otra vez…y la cosa es que desde que tengo uso de razón el día antes de un evento tipo empezar el cole, un examen, ir al médico, el instituto, entrevista de trabajo, vacaciones… pues veo en mi los mismos síntomas que me tienen alterada hasta que pasa el evento.

Esta vez decidí hacer EFT para relajarme, para llegar al origen de estos síntomas y crear CONCIENCIA del asunto. Pues bien, esto fue lo que pasó:

Empiezo por lo más básico, lo único que veo y siento en ese momento: ‘Aunque tengo estos nervios terribles por el curso, me acepto completa y profundamente’- Me doy cuenta de que los nervios son MIEDO. Entonces hago rondas con todos los miedos que se me ocurren.

‘Aunque tengo miedo a perderme porque nunca he ido hasta alli, me acepto completa y profundamente’.

‘Aunque tengo ese miedo a no llegar, me acepto completa y profundamente’

‘Aunque tengo miedo a llegar a un sitio que no es, me acepto completa y profundamente’. Nota: aunque parecen frases iguales, tienen matices diferentes y en ese momento sentí importante recalcarlo.

‘Aunque tengo miedo a llegar tarde, me acepto completa y profundamente’. Al principio de la ronda me veía llegando tarde y que todos están sentados y me miran.

‘Aunque tengo miedo de llegar con tanta gente desconocida, me acepto completa y profundamente’

A cada ronda estoy más tranquila y relajada, de hecho me dormí haciendo rondas hasta el día siguiente. Me levanté DESCANSADA y teniendo la certeza de que llegaría bien a mi destino. Me puse en marcha, hacia el curso. Iba conduciendo con seguridad pero me dí cuenta que en alguna parte de mi aún había miedo, esta vez era un miedo a las personas, a la gente que me iba a encontrar. Pues bien, una vez más ELEGI VER que había detrás de esas emociones.

‘Aunque tengo miedo de ir con gente desconocida, me acepto completa y profundamente’

‘Aunque tengo miedo de no gustarles, de que me rechacen, me acepto completa y profundamente’.

‘Aunque tengo miedo de que me hagan daño, me acepto completa y profundamente’.

Cuando empecé a hacer las rondas veía un grupo de gente, colocados en circulo, de forma cerrada, sin permitir que entrara nadie, yo estaba situada fuera. Poco a poco la imagen fue cambiando, abriéndose para recibir la llegada de un nuevo miembro. A su vez, los colores al principio eran oscuros y poco a poco se fueron tornando luminosos y amorosos. FINALMENTE, ME VI ANDANDO HACIA ESE GRUPO AMOROSO QUE SE HABÍA FORMADO FRENTE A MI. ¡Y por supuesto llegué mucho más tranquila al curso!

Este es un ejemplo de cómo utilizar EFT en el día a día, para ser más consciente de la información que guarda tu cuerpo sobre ti, para conocerte más a ti mismo, para hacer más fácil lo que antes te resultaba complicado y sobre todo para sanar las heridas que llevamos a cuestas sin ni siquiera saberlo y que se van repitiendo una y otra vez a lo largo de la vida.

Un saludo, con mucho AMOR, A TI, que has dedicado un ratito de tu tiempo a leer este post.