Gratitud al grupo de EFT, personas muy entregadas y abiertas a aprender, a dejarse llevar y conocer nuevas formas de sanar sus heridas para así, retomar su fuerza y avanzar por la vida con mayor entereza y energía.
Agradezco que se crearon momentos mágicos, en parte por la intención de los miembros del grupo, en parte porque de alguna manera tenía que ser así. Me sentí cómoda, acompañada, guiada y afortunada de poder compartir una herramienta que a mi me ha aportado tanto, con otras personas que están interesadas en aprenderla y utilizarla en su día a día para mejorar sus vidas.
Agradecida por cada una de las personas que vino con su energía a pasar un día diferente, un día intenso, un día lleno de sanación, de otras perspectivas, lleno de emociones!
Agradecida por los trabajos tan lindos que pudimos realizar.
Agradecida por el entendimiento, comunicación y dinámica grupal.
Agradecida porque todo es por y para algo y las piezas del puzzle terminan encajando…
¡Inmensamente Agradecida!